Inicio / Regalo Útil / La importancia de usar un buen reposapiés en el trabajo

La importancia de usar un buen reposapiés en el trabajo

En la actualidad, son muchas las personas que pasan las ocho horas de su jornada laboral sentados frente a un ordenador y mantener la posición correcta durante tanto tiempo no resulta nada sencillo. Tendiendo muchas veces a encorvar la espalda hacia delante sin apoyarnos en el respaldo de la silla. Pero además, pasar tantas horas sentados no resulta nada beneficioso para nuestra circulación sanguínea. La posición de las piernas sumado a la presión que la silla ejerce sobre la parte de atrás de nuestros muslos hace que el retorno de la sangre sea más complicado.

Es cierto que en la actualidad podemos encontrar un amplio abanico de sillas que pueden regularse en altura, pero las mesas no, por lo que es habitual encontrarse con que debemos subir la altura de la silla para poder colocar los brazops cómodamente sobre el teclado. El problema es que si no somos muy altos, no podemos apoyar bien los pies en el suelo, lo que resulta muy perjudicial tanto para nuestros sistema circulatorio como para nuestra columna vertebral.

reposapiés

En este sentido, la mejor solución es usar un reposapiés. Gracias a ello, aliviamos la presión de la silla sobre las piernas, mejoramos el apoyo de nuestra espalda y garantizamos un contacto firme de nuestros pies con el suelo. Con lo cual, las piernas no se cansan tanto, evitamos cruzar las piernas y conseguimos que nuestra postura sea la correcta. Evitando futuros problemas de cuello y espalda. Muy útil incluso para aquellas personas que pasen solamente un rato frente al ordenador, sin necesidad de que se trate de toda la jornada completa.

Eso sí, es fundamental que el reposapiés que elijamos  cuente con varios niveles de inclinación  para que podamos ajustarlo no solamente a nuestra altura, sino también al tipo de zapatos que llevemos cada día. Además, debe ser antideslizante para evitar que se esté moviendo constantemente por el suelo, lo que resulta muy incómodo. Pero además, si no se cumplen estos requisitos, el reposaìés dejará de ser útil.

Por otro lado, debes saber que también existen modelos más ergonómicos que, debido a sus características externas, permiten sentirse más cómodo mientras se está utilizando. Esto tiene que ver con el hecho de que cuenten con una funda lavable que mejora la postura del usuario, al mismo tiempo que facilitan su uso, ya que pueden quitarse y lavarse cuando lo necesitemos.

Por último, debes tener en cuenta la estética. Si trabajamos desde casa, no es tan importante, pero si lo hacemos en una oficina, es importante que el reposapiés encaje con el estilo de la oficina o despacho en el que lo vamos a colocar. En este sentido, un reposapiés de madera de los que suelen ponerse en casa no es el más adecuado para el ámbito laboral. Debe ser más manejable y compacto y permitir que la persona pueda poenrlo debajo de cualqueir mesa de trabajo sin que supnga un estorbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *